Acoso Sexual como Resultado de Exhibición Visual de Materiales Sexuales

La legislación de California protege a los empleados contra un ambiente de trabajo hostil. Gob. C. 12940(j)(1). El acoso sexual puede tener lugar cuando a un empleado/a se le muestran fotos o videos sexualmente explícitos, lo que podría provocar un ambiente hostil. En el caso Lipsett contra Universidad de Puerto Rico, la corte encontró que la exhibición de fotografías pornográficas puede contribuir a crear un ambiente hostil. Lipsett contra Universidad de Puerto Rico, supra, 864 F2d a 887. Existen varias maneras en las cuales estos materiales sexuales pueden ser exhibidos.

Un ejemplo: Una empleada salió en varias citas con uno de sus compañeros de trabajo. Durante una de esas citas tuvieron un encuentro íntimo. Sin embargo, la trabajadora después decidió que deseaba conservar su vida personal y su trabajo separados. Por lo tanto, le dijo a su compañero de trabajo que ya no quería salir con él. El empleado pareció tomar bien este asunto. Sin embargo, varios días después, el trabajador comenzó a comentar con sus compañeros de trabajo sobre el encuentro que tuvo con la empleada. Además de hablar sobre ello, comenzó a enviar a otros trabajadores videos pornográficos, que según él, mostraban las diferentes posiciones que habían practicado durante su encuentro sexual. Ese mismo día, el empleado comenzo a enviar textos a la mujer conteniendo mensajes que expresaban el deseo de intentar diferentes posiciones con ella la siguiente vez que estuvieran juntos. Los mensajes inclusive contenían fotografías y videos pornográficos. La trabajadora se sintió intimidada por estas acciones. Se sintió avergonzada de que su compañero de trabajo le enviara estos mensajes a ella y que también los compartiera con otros compañeros (hombres) de trabajo. Además, ella se quejó a su gerente, pero nada cambió. La experiencia de cada persona es única. Si usted se encuentra en una situación similar a la ilustrada, contacte a nuestro despacho.

Otro ejemplo: Un empleado ha estado recibiendo fotografías por parte de una supervisora. Las fotografías enviadas por la supervisora la muestran usando sólo ropa interior. Cuando envió las fotografías al principio, el trabajador pensó que podría tratarse de un error, así que borró las fotografías y habló con ella al día siguiente sobre esa probable equivocación. La supervisora le dijo que le habia enviado intencionadamente esas fotografías y le preguntó si le habían gustado. El empleado inmediatamente le explicó que él tenía novia y le pidió que dejara de enviarle ese tipo de fotografías. La supervisora no le hizo caso y continuó enviándole estas inapropiadas fotografias, lo que lo hizo sentir realmente incómodo y lo distrajo hasta el punto de que no podía realizar su trabajo. Su situación podría no ser exactamente como esta, pero si existen similitures, contacte a nuestro bufete.

Contáctenos

Si usted ha sufrido acoso sexual en su lugar de trabajo, contacte a los renombrados abogados de acoso sexual en nuestro despacho.